Entrar a pagina

domingo, 20 de agosto de 2017

"El Chapo" y "El Hummer", así amenazo a Jaime González Durán



Una tarde calurosa de abril de 2008, abrí la bandeja del correo electrónico dirigido a la Dirección Editorial de Excélsior y encontré un mail que me hizo alzar las cejas.

El mensaje estaba firmado por quien decía ser El Hummer, uno de los integrantes originales del grupo de Los Zetas. Debo decir que hasta el día de hoy no tengo prueba alguna de que el correo electrónico lo haya enviado esa persona.

El mail decía, en resumen, que la información del periódico trataba peor al cártel del Golfo que al del Pacífico y nos conminaba, con palabras altisonantes, a cambiar esa situación o atenernos a las consecuencias. El texto estaba salpicado de insultos para El Chapo Guzmán.

Informamos de inmediato a la Policía Federal de la llegada del mensaje. Un técnico del área de investigación cibernética revisó mi computadora y me dijo que se haría una pesquisa. Algunos días después nos dijeron que el correo había sido enviado de un café internet en Durango.

Nacido en Xolmón, un poblado indígena de la Huasteca potosina, Jaime González Durán, alias El Hummer, era entonces uno de los miembros más reconocidos de Los Zetas y, además, de los más violentos. Versiones periodísticas ligaban a este exmilitar con el asesinato en Reynosa del cantante Valentín Elizalde, el 25 de noviembre de 2006.

Ese año, El Hummer se había convertido en el mandamás de esa plaza fronteriza por parte del cártel del Golfo —con el que Los Zetas no habían roto aún—, luego de desplazar a Gregorio Sauceda Gamboa, Caramuela, un expolicía judicial que se había encumbrado en la organización delictiva luego de salvarle la vida al capo Osiel Cárdenas.

Revisé las notas que habíamos publicado sobre hechos relacionados con el crimen organizado y no percibí el sesgo del que habla el mensaje. Para nosotros nunca ha habido narcos “buenos”.

Me llamaba la atención que un grupo delictivo —si es que realmente El Hummer envió o encargó el envío del mensaje—se preocupara por lo que se decía de él en los medios.

Pero, después, el interrogatorio de un sicario detenido en Ciudad Juárez probaría que los delincuentes sí se preocupan por lo que se publica, pues confesó que cada vez que llevaban a cabo una ejecución, hacían una pinta en una barda blanca y llamaban a un canal de la televisión local para que acudiera a grabarla.

No volvimos a tener amenazas similares y el asunto, sobre el que escribo por primera vez, se olvidó. Siete meses después, El Hummer fue detenido en Reynosa por la Policía Federal.

Fuentes oficiales informaron que estaba relacionado con la desaparición de cuatro agentes, en 2007, así como con la liberación violenta de presos en los penales de Matamoros, en diciembre de 2002, y Apatzingán, en enero de 2004.

El día de su detención, el 7 de noviembre de 2008, en el fraccionamiento Las Quintas, sicarios de Los Zetas bloquearon avenidas en un intento de impedir que la Policía Federal se lo llevara a la Ciudad de México, cosa que finalmente ocurrió.

Para marzo de 2012, El Hummer ya acumulaba tres sentencias, por un total de 72 años de prisión, tras de ser encontrado culpable de delincuencia organizada, secuestro, acopio de armas y lavado de dinero. Hace más de seis años que está recluido en el penal federal de El Altiplano.

Su archienemigo El Chapo Guzmán se unió a la constelación de delincuentes que son huéspedes de ese centro carcelario.

Aunque el contacto entre internos de El Altiplano está muy restringido, no fue raro que El Chapo y El Hummer  se cruzaran durante algún traslado de reos.

Sus respectivas organizaciones delictivas libraron y seguramente seguirán librando batallas de extrema violencia por el control de territorios y rutas de trasiego de drogas.

En 2008 no había motivos, ni los hay hoy, para pensar que alguno de esos dos grupos criminales hubiera hecho menos daño al país como para merecer mejor tratamiento por parte de los medios de comunicación o de las autoridades.

Una y otra han sido responsables de miles de muertes. Discutir si los métodos coercitivos del cártel del Pacífico son menos brutales que los de Los Zetas, o si el giro de los negocios ilegales de uno de esos grupos es menos pernicioso que el del otro, es algo verdaderamente absurdo.

No olvidemos que El Hummer, especialista en sacar de prisión a otros criminales y a quien sus sicarios casi rescatan de su detención en Reynosa, lleva todo un sexenio confinado en esa prisión.



En la frontera de Tijuana con San Diego traficante cruzó mentanfetamina desde un drone



Un hombre de 25 años en posesión de casi 6 kilos de metanfetamina fue arrestado por agentes de la Patrulla Fronteriza al usar un drone en la frontera de San Diego con Tijuana para pasar la droga.

San Diego, EU.-Eran las 11:25 de la noche del pasado 8 de agosto cuando un agente de la Patrulla Fronteriza vio pasar un dron por encima de la cerca que divide la frontera con México dos millas al oeste de la garita de San Ysidro, en San Diego. De inmediato llamó a sus compañeros en el área para que salieran a buscar la pequeña aeronave controlada remotamente.

A los 15 minutos, un oficial a bordo de un vehículo todoterreno localizó a un hombre cerca de la frontera en la avenida Servano con calle Valentino, de acuerdo al reporte de la Patrulla Fronteriza. Al abordar al sujeto, el agente descubrió que este llevaba una bolsa grande con varios paquetes plásticos que contenían metanfetamina.

El total de la droga que lograron incautar está estimada en unos 46,000 dólares.

Luego de arrestar al sospechoso, identificado como Jorge Edwin Rivera, los demás agentes realizaron una búsqueda por el área que los llevó a encontrar el dron, de unos dos pies de altura, que estaba escondido detrás de un arbusto. La aeronave tenía al menos 12 paquetes con metanfetamina.

El drone utilizado para traficar la metafetamina

Rivera, un estadounidense de 25 años, fue acusado de usar un dron para contrabandear más de 13 libras (5.9 kilogramos) de metanfetaminas desde México, un decomiso inusualmente grande para esta nueva técnica para el tráfico de drogas ilegales a Estados Unidos, según las autoridades.



La historia de "La Güera" de Los Zetas que se gano el respeto de Heriberto Lazcano y hasta la dejo retirarse de la "compañía"



Esta es la historia de "La Güera" quien tenía 26 años cuando ingreso a trabajar con el Cártel de Los Zetas se había quedado sola con 2 hijos y sin trabajo se involucró primero en tránsito en Juárez Nuevo León, empezó a ganarse el respeto de todos a base de trabajo la mandaron al municipio de Guadalupe como Halcón, solo era ella y otra chava los demás puros hombres son los que habían en el Cartel del golfo y Zetas cuando eran uno mismo cuando todavía no se habían separado.

Ella empezó en el punto quemado la enseñaron a manejar los radios, el “Comandante Guajolote” la quería mucho y la respetaban, un día la mandaron con el sr Lazcano por 5 meses que hasta de él se ganó el respeto era una cuerda en lo que hacía, regreso a Guadalupe y hay siguió trabajando nunca la agarraron quizás porque nunca se drogaba ni andaba tatuada así que de ella no sospechaban.

Un vez entro aun Oxxo con un “bum” de soldados, el bum estaba formado por Soldados, Marinos, Estatales, Federales, Ministeriales, entro al Oxxo y un soldado le saco platica y ella con el radio en la bolsa del pantalón, el soldado le dijo que en ese lugar estarían una hora, ella salió de ahí reporto que por una hora estarían hay, era muy guapa llamaba la atención de todos, todo estaba bien jalaban bien tenían todo controlado hasta que se separaron los carteles hay empezaron a matar halcones y empezaron las traiciones.
Un Comandante desertado la quería y un día le tiro al radio pidiendo reporte de la Lupe pero ella no lo dio, el comandante “Senos” le pidió que le pusiera un “4” sin pensar que ese 4 era para ella la contra que ya era el Cártel del Golfo quien la levanto y los 4 vatos que la habían secuestrado la violaron y la golpearon mucho y después abandonaron su cuerpo en la alameda del centro de Monterrey, una pareja dio el auxilio, increíble pero estaba viva, le habían quebrado los huesos de sus pies y sus dedos meniques, sus órganos estaban por explotar dentro de ella, la atendieron y el "Colas" y "Flaco", "Camaleón" el "Zavala" la cuidaban, regreso a trabajar al mando del Comandante Gafe quien la cuidaba y la protegía ya que siempre sospecho que era el Comandante Senos quien la quería matar y como no iba a querer matarla si era él el “chapulín” que trabajaba para los 2 carteles de hay vinieron todas las traiciones.

Luego ella conoció al “Comandante Sombra” al cual le pusieron el sicario enamorado por que se enamoró de La güera la Reyna de la Lupe "Guadalupe NL" porque era una verga para trabajar todos la querían un chingo ellos se fueron a vivir juntos y muchas veces ella le salvo la vida a él porque ella se exponía por él.

El era muy feo pero la Güera lo domo y era ala única que el obedecía todos los halcones le decían mama porque a todos los morros los ayudaba mucho.

Era muy querida pero lo más increíble era que estaba tan dolida que jamás volvió a llorar, se volvió dura y muy fría, “El Sombra” si la quería mucho y un día las fuerzas armadas iban a reventar la casa donde ellos estaban, ella se salió de la casa a las 2 am la marina la abordo y ella muy tranquila dijo que esperaba un taxi que su esposo trabajaba de noche y ella embarazada se había sentido mal, la marina la saco a una avenida grande a tomar un taxi. Todos en la “compañía” tiraban en los radios que habían capturado a la Güera.

Entonces el Comandante Sombra llorando estaba decidido a darse el “topon” para enfrentarse con los marinos para poder rescatarla pero unos segundos después la Güera le hablo por el radio y le dijo que estaba bien, Sombra la recogió, ella estaba embarazada de 2 gemelos su niña venia enferma del corazón así que ella ya había decidido dejar el cartel, hablo con el señor Lazcano y la dejaron abrirse bien sin broncas pues la Güera siempre les fue leal…

Sombra siguió trabajando hasta que lo mandaron a la guerra a San Fernando él le hablaba a la Güera llorando y le decía que ya quería desertarse pero que no sabía cómo hacerle ya que el "Comandante Ardilla" quien era su jefe no lo dejaría abrirse, hasta que un día a la Sombra le dieron un día de franco y el Cártel del Golfo lo mato y lo tiraron en la plaza de San Fernando eso fue lo que se rumoró a él los carteles lo dieron por muerto… pero la sorpresa fue que eso era una mentira él se rencontró con la Güera y empezaron de nuevo los dos. La Sombra consiguió un trabajo de limpieza ganando 600 pesos por semana.

La Güera siempre dice que ella esta consiente que hizo mal y que tarde que temprano lo van a pagar. 

Cuando ella estaba en un lugar y cuando pasaban los soldados ella se iba a donde no hubiera gente siempre decía que nadie tenía que pagar por lo que ella andaba, cuando aún trabajaba para la compañía a los levantados los trataba bien un día tenia a un sr que era gerente de una taquería al cual investigaban y ella lo trataba bien y cuando lo soltaron el no denuncio donde ella estaba le llevo de cenar…

Se cuentan muchas cosas malas del Cártel de los Zetas pero no como muchos lo cuentan, un día en un Oxxo agarraron aun joven robando el cual amenazando decía que era de los Zetas, el halcón que ahi estaba le hablo a la Güera y al "Colas" ellos se lo llevaron, el ladrón en el camino les decía que era de los Zetas y que los Z los iban a matar, cuando llegaron con el Comandante, la Güera dijo hay están los Z amigo el chavo llorando decía que él no los conocía.

Lo amarraron por 15 días y lo tablearon y luego lo soltaron, depende mucho del comandante hay comandantes que se portan bien y hay otros que no, los zetas tenían sus reglas y una de ellas era no robar, no violar y no golpear a la mujer, no desear a la mujer de nadie y la más importante no traicionar a la letra, pagaban por 15, las juntas eran para pagar y reportar todo aquel que anduviera mal, no se cobraban piso de nada ni robaban, el negocio era la venta de droga y cuidar la plaza que la contra no se metiera.

Todo estaba controlado los halcones en cada avenida discretamente, los móviles que seguían a los soldados hasta un límite y hay los ganchaba otro móvil, hay muchas cosas que pasan y no cuentan a veces aparecían cuerpos con cartel de los Z y ni siquiera eran ellos era la contra que lo hacia para calentar la plaza, los comandantes empezaron a traicionar a la letra y así fue como la contra empezó a ganar terreno en Monterrey, cambiaron las cosas el sistema de trabajar antes si una coca te tomabas tenías que pagarla o si andabas charoleando los tableaban.

No levantaban inocentes porque para levantar a alguien primero lo campaneaban por días o meses cuando el objetivo salía a la calle le montaban un tránsito él lo paraba y corroboraba que fuera la persona que buscaban ya mas adelante los mandos lo cerraban y se lo llevaban, a veces la familia ni sabe a que se dedican y dicen son inocentes pero en realidad no se los llevan nada mas porque sí.

Como el que puso a la Güera vendía aguas en el cruce de Ruiz Cortines y Juan Pablo segundo a él le pagaron 30 mil pesos por la Güera, pero el Gafe estaba enamorado de la Güera a si que no descanso hasta dar con ese chavo y la Güera lo mato, Gafe siempre decía que ella no merecía un vato del cartel que merecía lo mejor ya que ella por las circunstancias fue a parar hay, no la justifico pero es una persona que nunca se drogo ni rayo y que era una chingonada para manejar las armas y su belleza, ella quedo muy bien parada con los altos mandos, cuento su historia por que en verdad es increíble que tanto que trabajo y todo lo que se cuidó y que en ese mundo tan bajo conoció al amor de su vida y que como el siendo lo que fue cambio para bien que hasta el día de hoy viven bien pobres pero felices, ya llevan 7 años juntos fuera de todo ese mundo, cuanta gente hay que no pertenece a ningún cartel y son asesinos violadores, la Güera decía que en ese mundo había conocido gente con más sentimientos que gente que no era nada de la maña.

Hace años cuando operaban así no había balaceras, ni tanto desmadre los halcones eran discretos los mandos sabían trabajar solo el negocio de droga, una ocasión traían a una persona que desde los 17 años trabajaba para otro cartel y él tenía 56 años él le decía ala Güera que el le había tocado ver a Sombra llorar diciendo que hubiera dado su vida por haberla conocido en otro lugar en otras circunstancias, lo que sorprende es que en un medio así se diera un amor el cual sigue vigente y se siguen amando como el primer día el es buen papa a pesar de que los hijos de la Güera no son del pero el los ama y los cuida…



sábado, 19 de agosto de 2017

OTRA VEZ MADERA CHIHUAHUA MILITARES VS SICARIOS con grupo armado integrado por más de 100 personas



México.- La tarde del miércoles se registró un enfrentamiento entre un numeroso grupo de sujetos armados contra soldados de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y policías adscritos a la Comisión Estatal de Seguridad en Chihuahua.

El enfrentamiento tuvo lugar en el río Sirupa, ubicado en el municipio de Madera, sin que se reportarán víctimas, de acuerdo con información de la Fiscalía General del Estado. Según transcendió la tarde del 16 de agosto se reportó que en el río se encontraban dos vehículos con personas armadas, cuando los agentes llegaron al lugar se toparon con 45 automotores y decenas de hombres que portaban armas de fuego, como fusiles de asalto y pistolas.

Hasta el momento se ha dado a conocer por las autoridades el aseguramiento de tres fusiles de asalto AK-47, conocidos como "cuerno de chivo".

Los agresores huyeron abandonando una pick up Ford F-150, con placas de circulación EE-71-554, así como tres armas largas calibre 7.62×39, dos cargadores de disco y un cargador de 30 cartuchos. La Comisión Estatal de Seguridad, en coordinación con el Ejército mexicano, continúa actualmente con operativos de búsqueda de los sujetos armados en esa zona serrana de Chihuahua.



AL MOMENTO; CAE Álvaro López Núñez hermano de "El Licenciado" Dámaso y tío de "El Mini Lic"



Agentes de la Agencia Antidrogas estadunidense (DEA, por sus siglas en inglés) capturaron en el puerto fronterizo de Nogales, Arizona, a Álvaro López Núñez, hermano de quien era líder del Cártel de Sinaloa, Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, y tío de Dámaso López Serrano, “El Mini Lic”.

Álvaro López, de 38 años y originario de Culiacán, Sinaloa, recibió cargos por conspiración para distribuir sustancias controladas con el propósito de importación ilegal, confirmó en un comunicado la Oficina del Fiscal Federal del Distrito Sur de California.

De acuerdo con el portal 10News, la detención suscitada ayer jueves sigue a la entrega de “El Mini Lic”, registrada el 27 de julio pasado en el Distrito del Sur de California.

Un gran furado federal en San Diego retomó la acusación el 19 de agosto de 2016, dictando cargos para Dámaso López Serrano, Álvaro López Núñez y cuatro de sus allegados, entre ellos Nahum Sicairos Montalvo por conspirar para distribuir sustancias controladas e importar sustancias controladas.



viernes, 18 de agosto de 2017

La fiesta que duro varios días de El Cholo Ivan y el día que emboscco al Ejercito



La Tasajera era un pueblo tranquilo, hasta el domingo. Los dos días que tenían en reunión, en una supuesta fiesta, no fueron suficientes para alborotar la vida y sembrar el pavor de los habitantes de este pequeño pueblo polvoriento y apacible, pero sí la emboscada perpetrada por un comando contra dos patrullas del Ejército Mexicano.

Datos oficiales indican que el saldo fue de un soldado muerto y cuatro heridos, al parecer de gravedad. El militar que murió en el lugar fue identificado como Luis Guzmán Gutiérrez, sargento segundo. Los lesionados, quienes fueron llevados a Guasave y luego trasladados en helicóptero con rumbo desconocido, no fueron identificados.

Versiones extraoficiales indican que en una vivienda ubicada por la calle de atrás del poblado, contigua a la calle principal, había una fiesta o reunión en la que estaba Orso Iván Gastélum, conocido como el Cholo Iván, jefe de la célula del Cártel de Sinaloa que controla los municipios de Salvador Alvarado, Mocorito y Angostura.

Los asistentes, varias decenas, habían sido advertidos de que no se retirarían del lugar mientras permaneciera ahí Gastélum. Eso, dijeron, podía durar de tres a cinco días, y había empezado el jueves. Pero los vecinos no recuerdan haber escuchado música, aunque hubo bebidas de todo tipo y drogas.

“A los que asistieron les advirtieron que la cosa iba a durar varios días. Que nadie de los asistentes iba a poder moverse hasta que el jefe se fuera de ahí. Mientras tanto iba a haber pisto y droga para todos. Fue una especie de encierro entre el jefe y sus matones”, señaló una fuente cercana a las investigaciones.

Varios militares habían acudido el viernes. Fuentes extraoficiales señalan que los delincuentes les habían dado dinero a cambio de que dejaran de vigilar la zona; los delincuentes les habrían dado 150 mil pesos a los soldados. Pero durante sábado y domingo siguieron pasando, y para entonces “el Cholo ya estaba drogado”.

Cuando la reunión estaba en su apogeo, un convoy de militares pasó por el lugar en dos o tres ocasiones. Eso molestó al Cholo, quien pidió a sus subordinados que trajeran una camioneta doble rodado que tiene un fusil Barret empotrado en el capacete, y cuando volvieron a pasar los soldados abrió fuego contra ellos, iniciándose la balacera.

Y fue él mismo, el jefe de la célula del Cártel de Sinaloa en la región, quien accionó contra los de verde olivo el Barret.

“Fueron como unos 15 minutos, pero tupidos. Bien duros”, dijo Jesús Castaños, de 56 años, habitante de La tasajera.

la tasajera enfrentamiento

Emboscada

La Tasajera es una comunidad ubicada a cerca de 30 kilómetros al sur de la ciudad de Guamúchil, a un kilómetro del entronque con la carretera internacional México 15, por el camino que conduce a Cacalotita.

En cuanto se abandona la lengua de chapopote, el camino se hace pedregoso y el polvo se espanta al rodar de las llantas: polvareda fácil, insumisa y traviesa, sobre todo en tiempos. Alrededor solo hay monte y un poco más adelante un caserío tímido, de patios grandes y árboles prehistóricos.

El pueblo está partido por este camino, que es la calle principal. De pronto, las cortas avenidas se confunden con los patios de las casas y al revés. Hay una calle en la parte de atrás, en el sur del caserío. Es una calle escondida, ahora expropiada por los militares que mantienen sitiado el inmueble donde se realizó esa reunión y desde el cual les dispararon.

Los vecinos cuentan que los sicarios esperaron pacientemente a los soldados. Unos se mantuvieron del lado de la vivienda, una casa larga, de un solo piso, y tres puertas laterales que parecen conducir a una cuartería. El patio es grande y parece compartido con dos o tres viviendas. Desde ahí, desde los vehículos y esa camioneta doble rodado, les dispararon a los militares. Los agresores usaron armas calibre .50 —fusil Barret antiblindaje— AK-47, AR-15 y .38.

Desde otro punto, ubicado en el otro extremo del pueblo, también agredieron a balazos a los uniformados, que iban en dos vehículos artillados y sumaban alrededor de 10 o 12. Los sicarios se escondieron en una especie de barranco, un desnivel venido a zanja. Ahí se metieron y les empezaron a disparar a los militares, desde una distancia cercana a los 100 metros del inmueble ubicado al otro extremo.


Desde tres posiciones fueron agredidos los del convoy, aseguran.

Una de las balas hirió levemente árboles ubicados en los patios de las viviendas. También perforó la carrocería de una camioneta blanca marca Ford, placas UE-13035. Afortunadamente no hubo lesionados. Los mismos vecinos cuentan que los militares, mientras corrían y respondían la agresión, les gritaban que se tiraran al piso y eso hicieron en patios y dentro de las casas, los vecinos de La tasajera.

Versiones extraoficiales indican que en el lugar había al menos 10 militares tirados en el suelo, ensangrentados. Las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado solo reportaron un soldado muerto y cuatro heridos, pero otras fuentes indican que de esos 10 tirados, solo uno se movía. Otro más fue auxiliado por sus compañeros y llevado a un lugar seguro.

Al lugar llegaron agentes de corporaciones locales y también los de la funeraria Sedano, de Guamúchil. Los militares aseguraron armas y cartuchos, pero no lograron detener a nadie. Entre lo decomisado había una pistola calibre .38, con cachas de oro.

“Como aquí están los soldados, ahora todo está tranquilo. Pero aquí nunca se había visto una cosa así, de éstas. Aquí todos somos pacíficos”, dijo uno de los habitantes de La Tasajera.

Los militares evitaron el paso vehicular y peatonal por este sector. Con un “lo ignoro” respondieron a las más diversas preguntas sobre el operativo, su presencia en el lugar y la vida en ese poblado.

“Nadie entra. Ni los vecinos”, fue la más extensa de sus respuestas.

Negro pasado

Aquí, en este lugar, personal del Ejército Mexicano y la Secretaría de Marina destruyó, hace alrededor de seis años, un plantío de mariguana que fue localizado vía satélite por las autoridades federales. El enervante ocupaba cerca de 40 hectáreas y parte de la superficie estaba cubierta por malasombra, bajo invernadero.

En el operativo, los militares aseguraron una camioneta Cherokee, blindada. Pero no lograron detener a nadie.

Versiones de funcionarios del gobierno federal indica que la región de La tasajera y sus alrededores ha sido refugio de delincuentes y capos del narcotráfico, entre ellos familiares de Joaquín Guzmán Loera, el Chapo, jefe del Cártel de Sinaloa y hoy preso en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México.


También el Cholo ha ocupado esta zona como guarida.

Levantones y asedio

Hace alrededor de 20 días, varias patrullas de la Secretaría de Marina hicieron un operativo en Caitime, en el municipio de Salvador Alvarado. Cayeron a la casa propiedad de una persona que trabaja para el Cholo en cuanto a blindaje de vehículos y apertura del gasoducto para el robo de combustible.

Los uniformados, que iban en dos patrullas le insistían que les dijera dónde estaba Orso Iván Gastélum, pero como no obtuvieron resultados favorables, terminaron por exigirle la entrega de dinero a cambio de no detenerlo. Y se fueron.

Luego de la refriega en La Tasajera, los marinos volvieron a Caitime, pero no encontraron a quien buscaban. En su lugar, se llevaron a su esposa y a un hijo de 14 años, cuyas identidades no fueron proporcionadas.

“Los pasearon, los tuvieron varias horas dando vueltas por Guamúchil, hasta que los metieron a un cuarto, no sabe dónde. Ahí le pusieron varias veces una bolsa de plástico en la cabeza, para torturarlo. Le preguntaban una y otra vez si sabía dónde estaba el Cholo. A ellos los levantaron como a las tres de la tarde, y a las ocho de la noche los habían soltado”.

La huida

Informes extraoficiales señalan que luego de la emboscada, el Cholo huyó de La Tasajera hacia la comunidad de Acatita, rumbo a la carretera Costera. Ahí, de acuerdo con estos testimonios, dejó una camioneta blindada doble cabina, marca Ford, color gris.

Sorpresivamente, Gastélum tomó “prestada” una Cheyenne, que conducía un joven, a quien le dijo que se la iba a regresar, pero que si algo le pasaba a la camioneta se la pagaría. Horas después, la camioneta fue devuelta a sus dueños.

En la región de Mocorito, Guamúchil y Angostura, la Marina y el Ejército mantienen una férrea vigilancia. Como parte del endurecimiento de los operativos, se dio el enfrentamiento a balazos en la plazuela de la ciudad de Mocorito, en la que participaron, de acuerdo con testigos, un hombre identificado solo con el apodo de Marisquero, quien funge como gente de confianza del Cholo en esa cabecera municipal.

La refriega devino en persecución pero no hubo detenciones, solo un vehículo asegurado. El operativo de respuesta de la Marina y el Ejército fue aparatoso e incluyó helicópteros. La vigilancia en esta región, lo mismo que en Guamúchil, se ha reforzado, pero a raíz de estas acciones, la célula del Cholo ha suspendido la extracción ilegal de combustibles, en las tomas clandestinas, y otras actividades delictivas.

Endiosamiento

“La gente de Guamúchil está endiosada con el Cholo”, expresó uno de sus habitantes. Muchos ven en esa ciudad a Orso Iván sin problema alguno, pero nadie lo detiene.

A él le atribuyen la baja en la incidencia de robos y asaltos, de despojo de vehículos, y también de asesinatos. Los homicidios son suyos, de nadie más. También el robo de gasolina y el trasiego de droga.

Cuentan que hace como un mes, durante marzo, varios delincuentes secuestraron a una persona y pidieron dinero a cambio de liberarlo. La policía no pudo y ni se metió. Quien lo resolvió fue el Cholo con un comando: ingresó al lugar, detuvo a los que estaban ahí y liberó al rehén. Ahora se habla de que los plagiarios fueron ejecutados y nadie dio con sus cadáveres.

Entre los secuestradores desaparecidos está uno al que apodan el Chino y otros dos, todos ellos con domicilio en la colonia Cuauhtémoc, de esa cabecera municipal. Esa, la Cuauhtémoc, era un sector muy conflictivo y marginado, famoso por los delincuentes que ahí vivían, como los Almodóvar y los hermanos Alfonso y Juan de Dios Santaolaya, los famosos pelagatos: homicidas, asaltantes, robacarros y ladrones, a quienes se les atribuyen no menos de 40 asesinatos y que ahora están presos.

“A muchos delincuentes, de esos raterillos, malandrines de barrio, los desapareció. Aquí no roban carros, a menos que sea la gente de Guasave que entre y se lleve alguno, pero eso es muy raro”.

Datos de la Procuraduría General de Justicia del Estado indica que este municipio es uno de los de menor incidencia delictiva. En el 2011 tuvo 121 delitos de alto impacto —secuestros y homicidios—, luego, en el 2012 fueron solo 64 y bajó a 34 un año después. En el 2014, los datos oficiales indican un ligero ascenso, a 47. La cifra es similar a la que tienen municipios como San Ignacio, Badiraguato y Sinaloa.

Hoy El Cholo Ivan esta preso