Entrar a pagina

lunes, 30 de enero de 2017

“El Mochomito”, sobrino de “El Chapo”, y el CJNG, presuntos responsables del robo de gasolina en Puebla



La violencia en ascenso en la zona limítrofe en Puebla y Veracruz estalló a raíz de la guerra declarada por el narcojunior y sobrino de “El Chapo”, Alfredo Beltrán Guzmán, “El Mochomito”, en contra de Los Zetas.

Ciudad de México, 30 de enero (SinEmbargo/PeriódicoCentral).- Jesús Alfredo Beltrán Guzmán, “El Mochomito” –sobrino y heredero de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loaera– opera el robo de hidrocarburo en la zona del Triángulo Rojo de Puebla, esto en alianza con miembros del Cartel Jalisco Nueva Generación.

De acuerdo a información a la que tuvo acceso PeriódicoCentral, “El Mochomito” ha comenzado una guerra en contra de Los Zetas por el control de las zonas donde ocurre la extracción ilícita de combustible de los ductos de Pemex.

Los enfrentamientos entre los operadores de “El Mochomito” y miembros del CJNG en la franja limítrofe entre Puebla y Veracruz han provocado la ola de violencia que ha arreciado en el último año.

La operación de los miembros del CJNG en Puebla implica el cooptar a los propietarios de terrenos cercanos a las tomas de hidrocarburo, la compra de información dentro de funcionarios de Petróleos Mexicanos para conocer los flujos del combustible, pagos a familias completas que se prestan para la ordeña y traslado, así como la comercialización entre los cuatro estados en donde “El Mochomito” tiene el control del robo de hidrocarburo.

A pesar de que el 9 de diciembre del 2016 Jesús Alfredo Beltrán Guzmán fue detenido “por un exceso de confianza dentro de una barbería en Zapopan, Jalisco” según informó el portal web Zeta Tijuana, la influencia del capo de apenas 24 años de edad se mantiene a través de operadores del cártel de los Beltrán Leyva y el Cártel Jalisco Nueva Generación.

“El Mochomito” es señalado como el responsable del secuestro de sus primos Iván Archivaldo y Alfredo Guzmán Salazar, ocurrido en agosto pasado, cuando los hijos del líder de cartel de Sinaloa, “El Chapo” Guzmán se encontraban en el restaurante “La Leche”, en Puerto Vallarta.

Proceso indica que “El Mochomito” es uno de los llamados narcojuniors. Es el hijo mayor de Alfredo Beltrán Leyva y Patricia Guzmán Núñez, quien es sobrina de Joaquín Guzmán Loera. Además, es nieto de Ernesto Guzmán Hidalgo, medio hermano del “Chapo”. Alfredo Beltrán Guzmán es cercano a las cúpulas tanto del Cártel de los Beltrán Leyva como al de Sinaloa.

La influencia de “El Mochomito” le valió su alianza con Rafael Caro Quintero, quien tras dejar la prisión cerró filas. Jesús Alfredo Beltrán Guzmán, los Beltrán Leyva e integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación se encuentran aliados con Caro Quintero para el cruce de drogas en la frontera norte del país.

A sus 24 años de edad, Jesús Alfredo Beltrán es el narco más poderoso del país, según información del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN). Cuenta con sus propias alianzas e influencia sobre el Cártel de Sinaloa, el de los Beltrán Leyva y el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Para enfrentar a Los Zetas mantiene relación con miembros del Cártel del Golfo, ya que busca arrebatarles el control del centro del país, y esto en Puebla ha generado el alza de la violencia. Tan solo en la última semana se han registrado cuatro enfrentamientos entre bandas de la delincuencia organizada.

La madrugada de este domingo 29 de enero ocurrió un nuevo enfrentamiento entre huachicoleros y autoridades. Ocurrió la madrugada este domingo, en el municipio de Acajete. Este es el cuarto enfrentamiento entre elementos de seguridad y ladrones de combustible en menos de una semana en el estado de Puebla.

PeriódicoCentral informó de una balacera entre elementos de seguridad y presuntos huachicoleros el pasado 25 de enero, en la junta auxiliar de San Bartolomé Hueyapan, perteneciente al municipio de Tepeaca. El miércoles 25 de abril un grupo de ministeriales escapó de varios huachicoleros en ciudad Serdán, después de un enfrentamiento en un operativo. Y el 24 de enero de un enfrentamiento entre elementos del Ejército Mexicano y presuntos huachicoleros en la junta auxiliar de San Jerónimo Ocotitlán, del municipio de Acajete. Tras el incidente no se reportaron muertos o heridos así como tampoco detenidos.