Entrar a pagina

domingo, 29 de enero de 2017

Una guerra se libra en Las Choapas, la región de Veracruz que se disputan Los Zetas y el CJNG

Los oficiales privados de su libertad ayer aparecieron decapitados en Huimanguillo, Tabasco; entre ellos una mujer policía. Otro elemento escapó, pero antes quitó un cuchillo a uno de los malosos y lo mordió y quedó con un pedazo de piel en la boca. En el lugar encontraron el cadáver de un civil que vestía de rojo, sin identificar al momento. La zona, es centro de discordia por los chupa-ductos, los migrantes y ladrones de ganado

Ciudad de México, 29 de enero (SinEmbargo/BlogExpediente).- Cuatro elementos de la Policía Municipal que habían sido privados de la libertad en la base El Manguito, tres hombres y una mujer, fueron encontrados decapitados la mañana del sábado en el municipio vecino de Huimanguillo, en los límites de Tabasco y Veracruz.

Las víctimas ya fueron identificadas como Anita Contreras López, Bejamín Montejo Ávalos y Álvaro Navarrete Alducín, los tres elementos de la Policía Municipal de Las Choapas, Veracruz, quienes fueron secuestrados con violencia por sujetos armados la tarde del viernes, en un puesto de revisión sobre la carretera a Las Compresoras.

Sus cuerpos mutilados aparecieron en el ejido Cinco de Mayo de Las Choapas y colonia Guadalupe Víctoria, que es jurisdicción de Huimanguilo, Tabasco, por lo que el levantamiento lo efectuaron autoridades de ese estado, trasladando los restos al SEMEFO de Huimanguillo.

Al punto se dio cita el director de la Policía de Las Choapas, Miguel Ángel Ocampo Madarez, quien de manera preliminar indentificó a su personal que estaba reportado como desaparecido.

El mando dijo a las autoridades de Tabasco, que a las 14:00 horas sujetos fuertemente armados interceptaron la patrulla en la que se encontraban los oficiales, haciendo vigilancia en la entrada a Las Choapas en el Manguito.

Los agresores, que se desplazaban en tres vehículos, los sorprendieron y desarmaron, comenzando a golpearlos y a insultarlos para subirlos a las camionetas. Cuando ya iban de salida, uno de los oficiales logró escapar del cautiverio logrando quitarle el cuchillo a uno de los sicarios, además, le dio una mordida que le desprendió incluso un pedazo de piel, por lo que aprovechó para lanzarse desde el vehículo y comenzar a correr para evadirse.

Este oficial se encuentra sumamente lesionado en un hospital de la zona, bajo vigilancia de la policía recuperándose de los golpes, pero sus compañeros ya no la pudieron librar.

En base al reporte de las autoridades, se tiene que los cuerpos fueron encontrados cerca de un camino de terracería que sirve como frontera física entre Veracruz y Tabasco, entre la colonia Guadalupe Víctoría de Huimanguillo y el ejido 5 de Mayo, en Las Choapas, donde esta semana encontraron los restos de otros dos ciudadanos de Las Choapas privados de la libertad de la misma forma.

En el sitio, se comenta, también encontraron el cadáver de un civil, que vestía de rojo con negro, y al parecer también fue levantado horas antes por el mismo grupo criminal, y que no portaba documentos para su identificación, por lo cual también terminó en la morgue de Huimanguillo, con los gendarmes.

Las cabezas de los polis, así como sus pertenencias, se localizaron cerca del sitio, dentro de bolsas de polietileno de las que son empleadas para embalar fertilizante.

Desde que arracó el 2017, la violencia en Las Choapas ha repuntado. Se presume un enfrentamiento entre el Cártel de Los Zetas con aliados del Cártel del Golfo y sus acérrimos enemigos, el Cártel de Jalisco Nueva Generación, que ya ha manifestado su presencia en el sur de Veracruz.

La zona en disputa está plagada de tomas clandestinas a los ductos de Petróleos Mexicanos (PEMEX), es zona natural del paso de migrantes procedente de Centroamérica y es una de las zonas más codiciadas por las bandas de ladrones de ganado.

En 2016, hubo más de 40 ejecutados en Las Choapas, entre ellos varios menores de edad, producto de esta guerra entre bandas de la delincuencia organizada que se extiende por todo el sureste mexicano.