Entrar a pagina

sábado, 29 de julio de 2017

Esto no es un juego sobrino nueve cuerpos con signos de tortura son apilados frente a una casa en Nuevo Laredo, Tamaulipas



La Procuraduría de Tamaulipas inició una carpeta de investigación por el hallazgo de nueve cuerpos con signos de tortura, que fueron hallados la mañana de este jueves frente a un domicilio en Nuevo Laredo.

Los primeros reportes indicaron que se trataba de 10 cuerpos, sin embargo, las autoridades locales confirmaron que eran siete.

El hallazgo fue reportado alrededor de las 8:00 horas de este jueves por vecinos de la colonia Viveros, en dicha ciudad.

Los nueve cuerpos sin vida, tanto hombres como mujeres, estaban amontonados, con poca ropa y ensangrentados en lo que parece se trata de un ajuste de cuentas.

Arriba de los cadáveres fue colocada una cartulina con la leyenda “Esto no es un juego sobrino (sic)”.

Después del mediodía, peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) arribaron a la zona junto con policías estatales y federales y militares.

En redes sociales se informó que el ataque posiblemente había sido perpetrado por Los Zetas en contra de integrantes del Cártel del Noreste.

Según los portales Código Rojo Tamaulipas y Valor por Tamaulipas, la víctima principal era un sujeto identificado como el “Comandante Wuerco”, así como familiares y cómplices.

El Cártel de Noreste, una escisión de Los Zetas, apareció en julio del 2015 en la ciudad de Nuevo Laredo, convirtiéndose rápidamente en uno de los grupos delictivos más asentados y violentos de este estado fronterizo.