Entrar a pagina

sábado, 29 de julio de 2017

Ya salio el peine El Mini Lic no tenía orden de captura en EU ni de aprehensión en México



Contra Dámaso López Serrano, alias “El Mini Lic” no había órdenes de captura, ni en México, ni en Estados Unidos, al menos no conocidas públicamente. Según el diario Reforma, que constató con el sistema electrónico de las Cortes Federales estadounidense, hasta ayer no había registro de un “indictment” o acusación penal contra el hijo de Dámaso López Núñez “El Licenciado”, presunto operador del Cártel de Sinaloa.

A partir de su entrega a las autoridades estadounidenses el pasado miércoles, en Caléxico, California, varios medios mexicanos difundieron, basados en fuentes, que López Serrano contaba con una orden de aprehensión girada por la Fiscalía Federal del Distrito Sur de California, desde octubre del 2016, por los delitos de asociación delictuosa para distribuir droga.

Sin embargo, señaló el rotativo de circulación nacional, de haber un caso judicial en su contra, éste estaría “sellado” o testado por el juez, aunque en ocasiones la situación de reserva también es de dominio público.

El Reforma también indicó que aunque en México el “Mini Lic” era parte de la lista de los objetivos prioritarios del Gobierno Federal, tampoco existen registros de órdenes de aprehensión por casos de narcotráfico, ni amparos contra mandatos de captura por delitos de cualquier naturaleza. Mucho menos había alguna orden de detención provisional con fines de extradición.

El rotativo señaló que en caso de haber una orden de captura bajo sello en EUA, López Serrano podría obtener beneficios como la reducción de la pena y la cancelación de cargos, a cambio de información sobre la estructura de la organización criminal a la que pertenecía y sus cómplices.

De no haberla, estará bajo resguardo de la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) como testigo protegido, calidad en la que deberá comparecer en los juicios contra otros miembros del Cártel de Sinaloa.