Entrar a pagina

lunes, 28 de agosto de 2017

VESTIDOS DE MILITARES MÁS DE 100 SICARIOS "REVIENTAN" PUEBLO en GUERRERO





Un comando formado por un centenar de hombres armados tiroteó un vehículo y varias viviendas el jueves pasado en la comunidad de Pueblo Viejo, en Leonardo Bravo, según testigos y recuentos a la autoridad.

"Eran más de cien hombres armados que vestían con ropas de militares y aseguraban que eran del Ejército, pero quemaban y tiroteaban muchas casas", señaló un familiar de vecinos de Pueblo Viejo.

Alrededor de las 13:00 horas del jueves, los individuos armados irrumpieron en esta localidad en donde balearon a pobladores, provocaron incendios, saquearon tiendas de abarrotes y según algunas versiones, desmentidas por el Gobierno del estado, mataron a alguien.

"El pasado jueves un grupo armado disparó contra dos viviendas y sus ocupantes, lo que habría derivado en tres personas lesionadas", confirmó el Gobierno en un comunicado este domingo.

"El portavoz del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, señaló que de acuerdo con el testimonio de vecinos el pasado jueves 24 de agosto arribó un grupo de aproximadamente cien personas que portaban armas de alto poder y se dirigió en forma específica hacia dos viviendas ubicadas en la entrada".

Según el informe oficial, el Ejército mexicano aseguró ahí 32 paquetes de mariguana, dos armas largas R15 con tres cargadores, 30 cartuchos útiles calibre 5.56 mm y una granada casera.

"Además una camioneta, sin placas de circulación, que presentaba varios impactos de arma de fuego y una motocicleta con un impacto de bala".

En entrevista telefónica, un familiar de vecinos de Pueblo Viejo contó que fue hasta el sábado cerca de las 21:00 horas cuando llegaron elementos del Ejército Mexicano y la Policía Estatal.

"Nosotros estuvimos pidiendo ayuda el Gobierno desde el pasado jueves pero no recibimos auxilio", reclamó.

Cuando los hombres armados tomaron Pueblo Viejo se corrió la versión de que irían también a La Guitarra, un poblado a 60 minutos en el Municipio de Heliodoro Castillo, por lo que gente en ambas comunidades permanecer en alerta y sin salir de casa.

En su comunicado, el Gobierno descartó las versiones de que había vivienda quemadas y de que hubo muertos en la agresión.

"Se logró constatar que los rumores que circularon en las redes sociales de que habrían sido privados de la vida varias personas y quemadas algunas viviendas eran totalmente falsos", indicó.

Según el mandatario estatal Héctor Astudillo, la violencia varias comunidades de la Sierra responde a una confrontación entre grupos delictivos que se disputan la siembra de estupefacientes.

La semana pasada dos grupos armados se enfrentaron a balazos en un sembradío de amapola ubicado en las inmediaciones de Polixtepec que dejó un saldo de un hombre muerto y otro más herido.

Según Astudillo, el grupo armado que estaba en Polixtepec se movió a Pueblo Viejo.

Tras este enfrentamiento, llegaron a la zona efectivos del Ejército Mexicano y la Policía Estatal que en tres días destruyeron casi un millón de plantas de amapola en varios cerros cerca de Polixtepec.

"Ahí (en la zona de la Sierra) hay una pugna y yo creo que está existiendo alguna presión hacia los pueblos", afirmó el Gobernador Astudillo.