Entrar a pagina

sábado, 9 de septiembre de 2017

Conoce a "Los ardillos", el grupo delictivo letal que lleva 20 años operando y nadie hace nada


Chilpancingo.- La banda de Los Ardillos fue creada por Celso “N”, El Ardillo, quien en 2008 fue detenido y estuvo preso en un penal Federal acusado del secuestro y ejecución de dos agentes federales.

Recuperó su libertad en enero del 2011. Días después fue atacado a tiros por uno de sus principales pistoleros durante un festejo en su natal Tlanicuilulco. Murió poco después en un hospital privado en esta capital. Lugarteniente de Los Ardillos fue cazado más tarde en Acapulco.

El grupo delictivo lleva más de 20 años operando impunemente en Quechultenango, la fiscalía refiere que los líderes de este grupo, ha sido blanco de atentados. Menciona el del 2 de julio de 2008, cuando un grupo armado irrumpió en el poblado de Tlanicuilulco y agredió al lider. En la refriega hubo tres muertos, incluida Olga “N”, “esposa de Bernardo”, asegura el reporte oficial. Antonio “N”, otro de los líderes de Los Ardillos, fue atacado a balazos al sur de Chilpancingo y aunque él salió ileso, murió su hijo de siete años.

Según fuentes oficiales refieren que la expansión de Los Ardillos ha sido proporcional al poder acumulado por Bernardo, quien controla a los alcaldes de los municipios donde tiene presencia del grupo delictivo que dirige su familia.


El Chaparro líder de Los Ardillos, es vecino del barrio de San Rafael, ubicado al poniente de Chilapa. Asumió el control de es importante plaza y se dio a conocer por su extrema violencia. Sin embargo, sus excesos marcaron su debacle. No línea en julio de 1996, el diario La Jornada informó sobre la corrupción de una célula de miembros del Ejército Popular Revolucionario en Chilapa, donde distribuyeron panfletos. Decía el reportaje firmado por el reportero Raúl "N":

“El niño de 11 años Zenén Nava Sánchez fue uno de los primeros que notaron la presencia del comando. Dice que le entregaron un montón de comunicados (el Manifiesto de Aguas Blancas) para que los repartiera, “pero los tiró a la basura, ya que se fueron”. Junto con otros niños, sino al grupo hasta la iglesia de San Rafael”.

El reportero entrevistó al menor, quien años después se convirtió en jefe de la plaza de Chilapa y organizaba conciertos del grupo de hit hob regiomontano (cartel de Santa cuando el priísta Francisco “N”, El Tepache, era alcalde.

El informe consultado por el corresponsal menciona que el 30 de abril de 2014 gente de Los Rojos secuestro al sacerdote católico de origen ugandés John Ssenyondo al término de una misa en la comunidad de Santa Cruz. Su cuerpo fue localizado meses después en una fosa clandestina.

Según la fiscalía, Ssenyondo fue ejecutado por que se negó a bautizar a la hija de Giovanni Anastasio “N”, El Chivo, lugarteniente de El Chaparro líder de Los Ardillos.

Uno de los modus operandi de Los Ardillos consiste en amenazar de muerte a sus víctimas para que abandonen sus propiedades, le imponen un ultimátum de 24 horas para que dejen la propiedad, y una vez que abandonada, las ocupaban.
La familia, Celso y Antonio, encabezan a "Los Ardillos".