Entrar a pagina

miércoles, 4 de octubre de 2017

Grupo armado de 20 sicarios de "Los H´S" toma poblado en Carichi Chihuahua y levanta al padre de "El Tigre" líder de La Gente Nueva en convoy iban a rescatarlo pero no pudieron



CARICHÍ, Chih.- Integrantes de dos células criminales antagónicas se enfrentaron a balazos ayer por la madrugada, luego que más de 20 delincuentes “tomaran” por varios minutos la cabecera municipal de Carichí, de donde privaron de la libertad a Cipriano “Pano” Escárcega Aranda, padre de Julio César Escárcega Murillo, alias “El Tigre”, líder del grupo Gente Nueva del Tigre, que opera en la zona occidente.


“Pano” Escárcega, padre de Julio César Escárcega Murillo, alias “El Tigre”, el hombre privado de su libertad por integrantes de “Los H´s”, grupo armado de La Línea, comandaba la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) de Carichí, que presuntamente está al servicio del grupo delincuencial Gente Nueva del Tigre.

Cipriano Escárcega Aranda fue director de Seguridad Pública de Carichí en varias ocasiones; desde el 2007 se tiene registro que comandaba las fuerzas municipales y aunque aparece en la nómina como auxiliar de Protección Civil, se le señala como quien estaba al mando de la policía en ese municipio.

Los mismos elementos de seguridad pública de Carichí confirmaron que Cipriano Escárcega había sido privado de la libertad la madrugada de ayer, por delincuentes armados que atacaron el poblado.

Al arribar elementos de la Comisión Estatal de Seguridad, de la Agencia Estatal de Investigación y del Ejército Mexicano ayer a temprana hora a Carichí, se entrevistaron con agentes de la Policía Municipal, quienes dieron la versión de un enfrentamiento entre criminales y ellos.

De las primeras indagatorias se constató que Cipriano Escárcega Aranda es progenitor de Julio César Escárcega Murillo, alias “El Tigre” y líder del grupo criminal que controla la región de Cuauhtémoc, Carichí y Cusihuiriachi. Y a pesar de tener una relación familiar con el líder criminal,

Alrededor de las 4 de la madrugada, un convoy de unas ocho camionetas circulaba por la carretera Carichí-Cuauhtémoc, luego de haber atacado dos domicilios en la cabecera municipal y haber privado de su libertad al padre de “El Tigre”.

A la altura del kilómetro 44, con rumbo hacia Cuauhtémoc, estos se toparon con un convoy del grupo Gente Nueva del Tigre, quienes abrieron fuego contra las camionetas del bando contrario y sus tripulantes.

En el lugar quedó el cuerpo de uno de los delincuentes pertenecientes al grupo de César Daniel Manjarrez Alonso, alias “H2”, a quienes se les atribuye el ataque contra los integrantes del grupo criminal Gente Nueva del Tigre. Además resultó herido un elemento de la Policía Municipal de Carichí, quien “punteaba” el convoy de los integrantes del grupo Gente Nueva del Tigre, que acudían a la cabecera municipal para apoyar ante el ataque de sus contrarios.

El enfrentamiento, según varios habitantes, duró al menos 15 minutos, pues el convoy del grupo de “Los H´s” se dividió para permitir que unas tres camionetas escaparan con rumbo a Bacabureachi.

Según los pobladores, las camionetas regresaron al pueblo y escaparon por una brecha que lleva hasta San Juanito. En la huida, una pick up de los delincuentes se volcó y la dejaron abandonada al lado de la carretera, para seguir con su huida hasta Bocoyna.

Mientras tanto, los delincuentes que se quedaron en el enfrentamiento detuvieron el avance de los integrantes de Gente Nueva del Tigre. Uno de los miembros del grupo rival quedó tendido debajo de una de las camionetas que dejaron abandonadas en la carretera.

Fueron cuatro las pick up que quedaron chocadas en la carretera, pues se impactaron entre sí al momento que fueron sorprendidos a balazos por el grupo de pistoleros que venía de Cuauhtémoc hacia Carichí; quedaron una pick up RAM, de color gris; una pick up Silverado de color verde y una pick up Silverado color blanco, propiedad de la DSPM de Carichí, en la que viajaban elementos de la policía que apoyaban al grupo de Gente Nueva del Tigre. También fue abandonada una pick up RAM de color blanco y una Ford Lobo de color gris.

Dentro del poblado quedaron dos vehículos, una Silverado y un vehículo sedán, totalmente calcinados; estos automóviles fueron localizados en la parte trasera de una vivienda, que también fue calcinada por los delincuentes de “Los H´s”, en las calles 8ª y Constitución, cerca de la salida a Bacabureachi.

Dentro del inmueble no se localizó nada, pues estaba vacío y sólo presentó signos de haber sido incendiado desde el interior. La puerta de la casa se encontraba a media calle, ya que probablemente se utilizó alguna cadena o cuerda jalada por un vehículo para arrancarla y que pudieran ingresar al interior. Otra vivienda de block también presentó quemaduras desde el interior, probablemente ocasionadas por bombas “molotov” lanzadas desde el exterior.

Tras haber atacado ambas viviendas y privado de la libertad a Cipriano Escárcega, el convoy de seis camionetas partió hacia la carretera Carichí-Cuauhtémoc, en donde fueron confrontados por sus rivales.

Al arribar los elementos de la Comisión Estatal de Seguridad, de la Agencia Estatal de Investigación y del Ejercito Mexicano, localizaron las camionetas abandonadas a la altura del kilómetro 44 de la carretera, así como el cuerpo de un hombre que portaba casco, fornituras y chaleco antibalas, el cual fue trasladado hacia Cuauhtémoc junto con los vehículos asegurados. Mientras tanto, en un nosocomio de dicha ciudad, se localizó herido de bala a un elemento de Seguridad Pública Municipal de Carichí, quien presuntamente se encontraba con el grupo Gente Nueva del Tigre.