Entrar a pagina

jueves, 13 de septiembre de 2018

Estudiantes viven tensión en el marco de la Marcha del Silencio

A punto de que alumnos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y otras escuelas como la Escuela Nacional de Antropología e Historia, el Instituto Politécnico Nacional, la Universidad Pedagógica Nacional, y otras instituciones educativas recreen la Marcha del Silencio de 1968, se acumula la tensión en las facultades y escuelas de la UNAM.

Estudiantes han denunciado que existen presiones por parte de consejeros universitarios y autoridades en las facultades, para "romper" las asambleas y generar fracturas entre el alumnado organizado.

"En muchas escuelas y facultades lo que están haciendo las autoridades es pasar por encima de las asambleas estudiantiles y generar un clima hostil, y conflicto al inventar un supuesto paro general que va a haber en la universidad, cuando en realidad las asambleas no han discutido el tema", explicó Alondra Ramos, estudiante de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

Hoy amanecieron 17 escuelas y facultades en paro total y otras más, como Derecho y Ciencias y algunas preparatorias en paros activos, lo que quiere decir que hay clases pero los maestros no tomarán asistencia para que los estudiantes puedan acudir a la marcha.

"Las autoridades están utilizando al cuerpo de consejeros estudiantiles, equipos de futbol y americano en facultades y escuelas, y a los mismos directores para intentar generar confusión entre los estudiantes. Nuestros compañeros de la facultad de Química tuvieron asamblea el miércoles y hoy nos están diciendo mediante organismos internos que la dirección está lanzando un cuestionario en donde están preguntando si se quiere o no paro. Se está buscando generar un conflicto donde no lo hay. La Universidad está poniendo en marcha su aparato burocrático para generar un clima de confrontación", dijo Ramos.

Ejemplo de esta situación es  la denuncia de estudiantes de la Facultad de Contaduría y Administración que ha habido amenazas de expulsión y de negarles la liberación del servicio social, impedirles iniciar o seguir el proceso de titulación contra los alumnos y a los maestros bajarles la matrícula para que no puedan dar clases. Además se está presionando a los estudiantes a firmar hojas en contra del paro, asambleas y movimiento estudiantil, para evitar la movilización.

"Durante la asamblea del 11 de septiembre, grupos de personas que realizan su servicio social en las secretarías de la Facultad de Contaduría y Administración, personas que forman parte del equipo de futbol americano de la facultad y comisionados administrativos de la Dirección, llegaron a romper la asamblea y autoproclamarse como voceros y representantes ante la interuniversitaria", señala un documento que fue dado a conocer.

Esta semana en la UNAM los alumnos discutieron la integración del pliego petitorio que propondrán en la Asamblea Interuniversitaria de mañana 14 de septiembre. Entre los temas que discutieron fue demandar a la Rectoría de la UNAM hacer pública la investigación y videos sobre el ataque del 3 de septiembre, pero también se ha analizado demandar la democratización de la UNAM, transparentar el uso de su presupuesto y reducir los salarios de los funcionarios de primer nivel. 

Esta tarde, previo al arranque de la marcha, estudiantes de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) lograron ingresar a las instalaciones del Museo Nacional de Antropología e Historia como parte de las actividades previas a la Marcha del Silencio de la Asamblea Interuniversitaria. 

La movilización se dio cuando los jóvenes llegaron al museo, provenientes de la ENAH, e intentaron ingresar por las puertas de cristal del mismo. Habían anunciado que tomarían el museo y abrirían el acceso gratuito al público en general. Algunos de ellos iban con las caras cubiertas.

Let's block ads! (Why?)