Entrar a pagina

sábado, 13 de octubre de 2018

Defienden a policías detenidos en Cancún

Cancún.— El pasado martes en un desfile fueron presentados a la población más de 3 mil elementos de la Policía Militar, quienes arribaron a la entidad para reforzar la seguridad. La noche del martes, la Policía Turística detuvo a una docena de agentes, por escandalizar y alterar el orden en bares y la zona hotelera de Cancún.

La Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito de Benito Juárez, con cabecera en Cancún, confirmó que cinco escandalizaban en la zona de antros de Punta Cancún y siete en Playa Tortugas.

En videos difundidos en redes sociales se observa a los militares en el área de bares de Punta Cancún, y el momento en que son esposados.

Los agentes, quienes estaban en su día de descanso, se identificaron como parte de la 10 Brigada de la Policía Militar y, de acuerdo con el protocolo, fueron llevados ante un juez conciliatorio en las instalaciones de la Policía de Tránsito y se notificó a la Base Militar, que envió por ellos y garantizó que serían castigados en apego a sus normas.

Los satanizan. El encargado de despacho de la Policía Turística de Cancún, Carlos Bustos, consideró que se está “satanizando” a los 12 agentes detenidos por orinar en la vía pública y alterar el orden en la zona de playas y en bares.

En entrevista, consideró que las fuertes críticas de usuarios en redes sociales, ante el “estreno” de los oficiales militares, no toma en cuenta “el factor humano” y que posiblemente son presa del estrés por el cambio de vida y ambiente que experimentan.

“No mataron a nadie, no hicieron violencia, no se pelearon con la Policía Turística, no agredieron a nadie, todo el tiempo cooperaron y aceptaron su falta, y pues creo que los estamos atacando un poquito de más, es mi punto de vista”, dijo.

Bustos narró que ayer fue día de descanso de policías, muchos provenientes de otras entidades.

Un promedio de entre 100 y 150 de ellos visitaron Playa Delfines, Playa Tortugas y Playa Gaviota Azul, entre otras, e ingirieron bebidas alcohólicas, “como cualquier otro ciudadano”, matizó el teniente.

Al atardecer, la mayoría se marchó a la ciudad militar, ubicada en la zona continental de Isla Mujeres, municipio conurbado con Cancún; el resto se quedó y siguió la fiesta en la playa o en Punta Cancún, en el corazón de la zona hotelera.

Insistió en que los policías militares se encontraban en la misma condición que “cualquier ciudadano”, que un día de descanso se pasan de copas y cometen una falta.

“Eso, de verdad, no creo que trascienda al plan de seguridad del plan del estado, ni a la expectativa que se tiene con la Policía Militar, como se está manejando. Creo que podemos darle otro enfoque”, expresó.

A pregunta expresa, admitió que totalmente alcoholizados, los agentes orinaron en vía pública, lo que originó el reporte de disturbios; que si bien cooperaron cuando se les llamó la atención, se alteraron y fueron sometidos como dice el protocolo, pese a que no reaccionaron con violencia.

Aclaró que no fueron remitidos a El Torito, porque la Policía Turística cuenta con instalaciones con galeras y un juez conciliatorio, además de que el protocolo determina que debe notificarse, en este caso, a la Brigada, cuyo personal recogió a los detenidos.

Let's block ads! (Why?)