Entrar a pagina

jueves, 11 de octubre de 2018

Dueño de leones en su azotea se niega a entregarlos

El poseedor de tres leones en un domicilio de la Ciudad de México se negó a entregar los felinos a inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) para trasladarlos a un sitio especializado para su cuidado.

Tras una inspección realizada el miércoles en un domicilio de la Colonia Viaducto Piedad, la Profepa constató que los felinos que habitaban ahí no contaban con las condiciones adecuadas, además de que el dueño no presentó la documentación para probar la legal procedencia de los ejemplares por lo que solicitó al poseedor la entrega de estos, pero el propietario rechazó este acuerdo.

Ante esta situación se dejó un citatorio para que el día de mañana se notifique e inmediatamente otorgue las facilidades a los inspectores para llevar a cabo las labores de contención y manejo de los tres leones asegurados.

La Profepa inició el procedimiento administrativo por presuntas violaciones a la Ley General de Vida Silvestre en materia de posesión de ejemplares de fauna silvestre exótica sin contar con la autorización y por faltas al trato digno y respetuoso a los organismos, pues a los felinos les fueron extraídas sus garras.

De persistir la negativa del inspeccionado el caso puede ser turnado a la Procuraduría General de la República por delitos contra la biodiversidad y gestión ambiental referidos en el Código Penal Federal.

El pasado 10 de octubre en atención a denuncias los inspectores de la Procuraduría Ambiental cumplimentaron una orden de inspección en el domicilio de Viaducto Piedad, donde observaron que se mantenían en la azotea de la casa-habitación a tres leones africanos de aproximadamente año y medio de edad, sin contar con las instalaciones de albergue adecuadas para la estancia de los felinos, además de no contar con el registro y plan de manejo aprobado que exigen la Ley General de Vida Silvestre.

Aunque el inspeccionado ha manifestado contar con los documentos y autorización de la SEMARNAT, hasta el momento no ha presentado las pruebas documentales a la PROFEPA por lo cual la medida de aseguramiento de los tres leones y su cambio de depositaria debe de cumplimentarse en lo inmediato.

El registro y plan de manejo son requisitos señalados en la Ley General de Vida Silvestre a fin de garantizar el trato digno y respetuoso de los animales y velar por la seguridad civil y de respuesta adecuada a cualquier contingencia.

La sanción en materia administrativa por faltar al trato digno y respetuoso a ejemplares de la vida silvestre consiste en multa por el equivalente de 20 a 5 mil veces la Unidad de Medida y Actualización, acorde a la Ley General de Vida Silvestre.

Asimismo, el Código Penal Federal considera la pena de uno a cuatro años de prisión por la comisión de algún delito contra la gestión ambiental.

Let's block ads! (Why?)