Entrar a pagina

viernes, 12 de octubre de 2018

Natación mexicana juvenil flaquea

Conforme pasan los días  en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, la realidad nos pega de tal manera, que el inicio de las reflexiones de cara al futuro es obligatorio. Sobre todo en la natación, ya que con mucha tristeza me ha tocado ver que países sin tradición en este deporte, han rebasado a México en cuanto a logros de sus juveniles.

No entiendo cómo es que las autoridades permitieron que naciones como Chile, Israel, Egipto, India, Vietnam o Noruega nos rebasaran en cuanto a preparación, lo que se refleja en medallas. Y no es nada contra estos países, todo lo contrario, un reconocimiento a su labor; México tuvo poco interés para preparar a  nadadores que viajaron a Argentina, a donde mandamos chavos buenos, pero siento que no  lo suficientemente bien preparados.

Algo estamos haciendo pésimo en México, los entrenadores no están gestionando como en otros países,  que han sobresalido ahora en semifinales y finales. La Federación Mexicana de Natación, la comisión técnica y el resto de los involucrados en este deporte, debemos analizar qué se hace mal, porque es indudable que lo que sucedió en los Juegos Centroamericanos de Barranquilla fue extraordinario, pero también queda claro que es mérito de  las universidades estadounideses con los nadadores mexicanos que tienen becados.

Claro que hay algunos casos como el entrenador de Melissa Rodríguez, en Chihuahua, que hacen las cosas bien, pero esto debe ser en todo el  país. No ha habido una buena labor con los infantiles y juveniles. No planeamos, no nos importa, y mientras no tengamos  un entrenador nacional, todos seguirán por su lado, sin los resultados que se quieren. Ya nos parecemos a los de futbol con todo su relajo.

En estas últimas horas, los nadadores mexicanos en Buenos Aires resurgieron. 
Se metieron a  finales chicos como Miriam Guevara (100 metros mariposa) y Guillermo Cruz (50 m dorso), además a semifinales Andrés Puente (50 m pecho) y Andrea Sansores (50 m dorso). Una actuación discreta para la calidad de estos muchachos, lo que nos debe hacer reflexionar sobre lo que se ha dejado de hacer con estas nuevas generaciones. 

[email protected]

Let's block ads! (Why?)