Entrar a pagina

miércoles, 3 de octubre de 2018

Se rompió el proyecto de la Selección Nacional

La esperanza de renovación de la Selección Nacional se terminó tajantemente con la renuncia de Ricardo Ferretti al puesto de entrenador. Una grandísima ilusión para futbolistas y directivos se viene abajo porque, de nueva cuenta, no hay certeza de que quien tome el cargo, apostará por la buena combinación que se ha logrado en dos convocatorias con “europeos” en buen nivel y jóvenes con ganas de triunfar.

Trabajar con un grupo de jugadores convencidos durante cuatro años debería ser el objetivo primordial de una Selección Nacional y no apostar por lo mismo, productos publicitarios antes que buenos futbolistas. Ojalá no hubiera imposiciones comerciales por las que se tenga que voltear a Europa para traer a todos los que ahí se encuentren, aunque no se justifique el llamado al máximo equipo que tiene un país.

Por eso el golpe es duro para quienes estén ahora en la Selección, ya que tarde o temprano, llegue quien llegue a dirigir, más aún si viene de fuera del futbol mexicano, será complejo ver que se da continuidad a estas nuevas caras, a menos que en verdad exista una línea de mando claro para que algunos futbolistas no puedan volver a vestirse de verde.

Dos convocatorias de Ferretti con alto sentido común de cara al futuro del futbol mexicano. Jugadores a quienes se les puede apuntalar con experiencia para tener una amalgama perfecta y un mañana esperanzador. Por ejemplo, el regreso de Néstor Araujo es sin duda, una gran noticia después de que se perdió el Mundial tras no recuperarse de una terrible lesión. También retornan Diego Reyes, Marco Fabián y Jesús Manuel Corona, aunque ellos tendrán que volver a comprometerse.

Para los amistosos ante Costa Rica y Chile, en Monterrey y Querétaro respectivamente, han sido llamados dos que nunca habían sido considerados para la Selección Mayor, y que a diferencia de los que se dejan engañar por un par de buenos partidos, me parece aún deben mostrar regularidad en su equipo para ser considerados.

Ferretti convocó a Raúl Gudiño y Josecarlos van Rankin, pareciera más que por clamor popular, porque son de Guadalajara, que por sus argumentos. Porque si se trata de momentos, entonces por qué dejó fuera al portero del Toluca, Luis García, y al lateral derecho de Pumas, Alan Mozo.

García le ganó la titularidad a Alfredo Talavera y ha mostrado tener capacidad para responder a grandes retos. Mozo ha sido una de las revelaciones de este Apertura 2018, titular en todos los partidos con los universitarios. Y si nos vamos a las estadísticas, Pumas y Toluca —quinto y sexto lugares—, están en mejor posición que las Chivas —décimo puesto—, que han tenido un torneo irregular.

Lo bueno en todo esto es, que quien llegue a dirigir a la Selección Nacional tendrá una cantidad importante de jugadores jóvenes para trabajar con ellos; claro, siempre y cuando tenga autonomía en sus decisiones y en caso de no ser del medio mexicano, no se deje deslumbrar por esas estrellas apagadas que están en equipos de Europa, pero que no han demostrado tener la capacidad para dar resultados. Se esfuma el proyecto, hoy el futuro para este equipo sigue siendo incierto.

Let's block ads! (Why?)