Entrar a pagina

viernes, 2 de noviembre de 2018

Castillos embrujados para una noche terrorífica

Musement, plataforma global de reservas de actividades, ha seleccionado cinco castillos embrujados donde los adictos al miedo podrán poner a prueba su valor, durante una (o varias) noches.

Los fantasmas “reales” de la Torre de Londres
Junto al Támesis se encuentra uno de los lugares más famosos de Inglaterra: la Torre de Londres. Durante su larga trayectoria ha servido de prisión, residencia de la realeza, armería y cámara del tesoro de las joyas de la corona. Es tanta la historia de este lugar que se cree habitan varios espíritus, entre ellos el Ana Bolena, la segunda esposa de Enrique VIII, decapitada en la misma Torre de Londres. Existen narraciones que dicen verla pasear por la propiedad, a veces sola y otras encabezando una procesión hacia la capilla.
Otros fantasmas ilustres que se esconden son: el rey Enrique VI, apuñalado en la capilla de la torre Wakefield; y, el príncipe Eduardo V y su hermano el duque de York, hijos de Eduardo IV, encerrados en la torre por su tío Ricardo III, que desaparecieron sin dejar rastro.

tower-of-london.jpg (Foto: Pixabay) 

El gaitero solitario y el tamborilero sin cabeza del Castillo de Edimburgo
Esta fortaleza situada en el centro de la ciudad esconde dos fantasmas. El primero de ellos, es el espectro del gaitero solitario o ‘The lone piper’, un músico de la ciudad al que los guardas del castillo ordenaron entrar en los pasadizos que acababan de descubrir, para ver hasta dónde llegaban. Una vez dentro, nunca más salió. Son muchos quienes aseguran escuchar el sonido de una gaita simulando un lamento, por lo que cuando se visita el castillo hay que prestar atención, pues es probable que escuchemos el sonido de una gaita en su interior.
Otro fantasma que habita el castillo es el famoso ‘tamborilero sin cabeza’. Durante la guerra, los niños solían avisar de que se entraba en combate con un tambor; uno murió de un cañonazo en la cabeza. Desde entonces se dice que su espíritu vaga por los pasillos del castillo.

edimburgo_castillo.jpg (Foto: Pixabay)
 


Artículo

Algunos de estos castillos fueron inspiración de Disney y de algunos animés

Los castillos que te dejarán con el ojo cuadradoLos castillos que te dejarán con el ojo cuadrado

Castillo de Bran, fortaleza que inspiró la historia de "Drácula"
Vlad Tepes fue el personaje en el que se basó Bram Stoker para crear Drácula y, aunque el autor no pisó nunca Rumanía, el Castillo de Bran se ha ganado ser considerado ‘el castillo de Drácula’ gracias al parecido que tiene éste con el que se describe en la obra. No obstante, la historia del castillo es otra, pues la fortaleza fue la residencia de verano de la Reina María, y su corazón descansa hoy en día entre sus muros.
El edificio, que se cree fue embrujado por la soberana, está lleno de pasadizos y cuevas que pueden investigar los cientos de asistentes que acuden a la fiesta de Halloween que se celebra cada año. Como recomendación, desde Musement, avisan a los visitantes de que ni se les ocurra subir a la torre más alta del castillo pues se dice que si lo haces en una noche de luna llena, el fantasma de la Reina María te lanzará al vacío.

romania-castle.jpg (Foto: Pixabay) 

El fantasma de María Antonieta en el Palacio de Versalles
Uno de los palacios más importantes del mundo, y de Francia, también alberga fantasmas, concretamente, el de María Antonieta y su corte. Al parecer, tras ser guillotinada en la plaza de la Concordia, el espíritu de la reina se trasladó hasta Petit Trianon, un palacio edificado dentro de Versalles que María Antonieta ocupó en vida.
Algunos visitantes aseguran haberla visto, además de a otros personajes como una joven que dibuja. Esta actividad paranormal suele ir acompañada de sonidos tétricos y luces y destellos que aparecen y desaparecen.

versailles-paris.jpg (Foto: Pixabay) 

El castillo de Frankestein, en Alemania
Se cree que esta fortaleza ubicada en Darmstadt fue una de las fuentes de inspiración de Mary Shelley para escribir su obra más famosa: Frankestein. Al parecer, el castillo, construido en el siglo XIII, está habitado por el fantasma de Johann Konrad Dippel, médico y alquimista que se dedicaba a robar cadáveres con el objetivo de resucitarlos gracias a un elixir inmortal que fabricaba con partes de los cuerpos que robaba.
El mejor momento para encontrarnos con este espíritu es entre Navidad y Año Nuevo pues se dice que, en estas fechas, suele estar sentado en el tejado de la capilla

castle-frankestein.jpg (Foto: Pixabay)

Let's block ads! (Why?)