Entrar a pagina

jueves, 15 de noviembre de 2018

El legado del Tuca

Qué TRIste será el día que se tenga que hablar de la carrera de un técnico tan tenaz, para muchos exitoso, para otros —como un servidor— tan mezquino, pero sin duda para ojos de todos el más profesional de los gendarmes del balón en nuestro amado y querido futbol mexicano. 

El hombre que pasará a los libros como el que nunca se quedó sin chamba, ganador de títulos en dos de los equipos grandes y formativos de nuestra Liga, Chivas y Pumas; así como el que logró desmarañar tanta inversión de una cementera a un proyecto deportivo que vive sus mejores épocas por su trabajo. 

El bigote más enojon y sarcástico encontró la felicidad y su punto de equilibrio emocional y profesional en la ciudad del Cerro de la Silla, en esa paz interior entendió que la Selección Mexicana y los tratos de la FMF se cuecen con ingredientes muy alejados de la cocina de Ricardo Ferretti. 

Al saberse coartado de sus dinámicas imperialistas para el manejo de prensa, de vestidor y hasta de fichajes, blindó su vida con sus grandes aliados de Sinergia Deportiva para no dirigir al equipo de futbol más importante de nuestro país, el reto más grande que hay en la industria deportiva mexicana que tiene como objetivo clave un quinto partido en una Copa del Mundo le dio desidia. 

Qué TRIste que cuando tengamos que recordar la carrera del que para muchos será el mejor técnico de la historia en México digamos que nunca quiso comprometerse con generar cambios de raíz. 

Prefirió la comodidad de San Pedro Garza García a darle cara a todos sus críticas moleras a los eternos planes de trabajo fallidos en la FEMEXFUT, a tal grado que terminó siendo cómplice del proceso más inestable de los últimos 27 años del equipo de todos. 

¡Bienvenidos, bienvenidos! A los dos últimos partidos del legado del Tuca. Ja. Ja. Ja. 

@EnriqueVonBeas

Let's block ads! (Why?)