Entrar a pagina

lunes, 5 de noviembre de 2018

Iglesia cierra espacios a la protesta en Nicaragua

Managua.— La Arquidiócesis de la capital de Nicaragua prohibió a partir de ayer las manifestaciones políticas en la catedral, después de que en las últimas semanas la oposición trasladara a las iglesias católicas sus protestas contra el gobierno de Daniel Ortega.

“La catedral es para orar y cualquier templo es para orar, no es para otra cosa. Nosotros queremos hacer este llamado para construir un ambiente de oración, pero nunca para estar haciendo protesta”, dijo el sacerdote Luis Herrera, rector de la catedral, durante la misa dominical.

La advertencia del religioso causó sorpresa entre seguidores de la Conferencia Episcopal, que han respaldado las protestas antigubernamentales desde abril.

La medida ocurre después de que varios obispos fueron acusados por voceros del gobierno de ser parte de un “complot terrorista” contra Ortega.

El cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo capitalino y presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, refrendó esta posición: “Los templos no deben ser usados para hacer política”, dijo.

En tanto, al menos 17 personas fueron detenidas el viernes, en su mayoría en los cementerios de distintas zonas del país, durante la celebración del Día de los Difuntos, denunció ayer el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

La organización no gubernamental indicó que varias personas fueron arrestadas por pintar tumbas con el color azul y blanco de la bandera nacional, que se ha convertido en un símbolo de las protesta contra Ortega.

Señaló que otras seis personas fueron detenidas en Nueva Guinea (centro) y el resto en Estelí y Condega (norte), Nagarote y Chichigalpa (occidente) y en Jinotepe (sur), donde familiares de jóvenes muertos en manifestaciones denunciaron que se les impidió visitar los cementerios.

Desde la noche del jueves y hasta el sábado, la policía realizó operativos de vigilancia de los principales panteones del país, después de que la oposición llamara a protestar llevando flores azules y blancas o pintando las cruces con esos colores.

El abogado del Cenidh, Braulio Abarca, aseguró que la policia dispuso un centenar de patrullas para esas operaciones.

Esos detenidos forman parte de las 552 personas que permanecen en las cárceles de Nicaragua por protestar contra el presidente, informó la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco.

“En la actualidad, se registran 552 presas y presos políticos de los cuales, 46 son mujeres”, señaló en una declaración pública.

“Todas esas personas están sometidas a condiciones arbitrarias e inhumanas de detención, a tratos crueles y degradantes, a violaciones sexuales como método de tortura y, en el caso de las mujeres, a la violencia machista de sus carceleros”, denunció.

Esa coalición sostuvo que el pasado 26 de octubre, en horas de la noche, alrededor de 25 custodios del Centro Penitenciario de Mujeres La Esperanza ingresaron a las celdas para golpear a las “presas políticas”.

Let's block ads! (Why?)