Entrar a pagina

jueves, 15 de noviembre de 2018

¿Por qué en México no?

¿Por  qué en México no? Pregunta que se aplica cada vez que sucede algo que humilla y evidencia la timorata actitud ante problemas reales. 

Por más que la prensa amiga del Estadio Azteca defienda que si se han jugado partidos de futbol americano profesional  en campos nevados o en Wembley y su pasto deteriorado, o hasta citar el histórico Ice Bowl  entre los Packers y Cowboys en 1967, la NFL tuvo toda la razón de cancelar el partido en este estadio que tiene el pasto podrido.

¿Por qué en México no?, en lugar de actuar con lógica se trata de defender lo indefendible. Mientras la Asociación de Jugadores de la NFL puso un alto, por el riesgo a una lesión que conlleva un campo con las condiciones como las del Azteca, la Asociación de Futbolistas Mexicanos ha hecho mutis.

¿Acaso hay jugadores de primera y de segunda clase? ¿No es evidente que los futbolistas en un césped en esas condiciones corren un riesgo evidente?

Sí, y solamente algunos se atreven a decirlo. En esta temporada, ante ese césped tan horrible, es increíble que ningún jugador de América haya reaccionado y pedido a gritos que no se celebren partidos ahí, como  lo hicieron con Cruz Azul Edgar Méndez y Pedro Caixinha, pero increíblemente, al dueño del equipo, Guillermo Álvarez, no le importa lo anterior al declarar que no pasa nada, que hay compromisos con patrocinadores y por eso se jugará la Liguilla ahí.

¿Por qué en México no se atreven a dialogar y señalar este tipo de casos? Como tampoco se atreve la Liga MX, que tantos requisitos pone a los equipos del Ascenso MX para la certificación de sus estadios, pero que en el caso del  Azteca, al igual que la AMFpro, no se ha pronunciado de manera racional y lógica.

No es un crimen reconocer un error, mucho menos tratar de solucionarlo. Conceptos como “lluvias atípicas”, como si hubieran caído meteoritos en su estadio, se pueden leer dentro de la gama de pretextos en los comunicados oficiales, pero nadie da una solución y mucho menos reconoce el error de una empresa que timó a los directivos que decidieron que era la mejor opción cambiar el pasto.

Pero eso sí, parecen mandar el mensaje a los amigos cercanos para que minimicen el hecho y comparen lo que realmente es incomparable.

¿Por qué en México no se toman  decisiones y por qué  sí, todos tratan de ser  unos queda bien? La transformación del país no solamente es de un gobierno, sino también de sus ciudadanos, medios y todo tipo de organizaciones, las cuales, por más privadas que sean pero con interés público no pueden tener la desfachatez de poner a la NFL como el malo de la película. 

 @gvlo2008
[email protected]

Let's block ads! (Why?)