Entrar a pagina

jueves, 8 de noviembre de 2018

Un hombre de izquierda

A partir de la Revolución Mexicana y durante todo el Siglo XX surgieron los más destacados talentos que impulsaron el pensamiento y la organización del México moderno.

Los ideales de los líderes que intervinieron en el desarrollo de nuestro país se enmarcaron como normas jurídicas de justa convivencia humana en la Constitución de 1917 que, por cierto, fue la primera Constitución social del mundo.

Es necesario hurgar en la historia para seguir haciendo las apologías de caudillos e ideólogos participantes en la conformación del México actual y transmitir a las nuevas generaciones las aportaciones de vidas tan importantes como la del ingeniero Alfredo Félix Díaz Escobar, nacido en Mazatlán, Sinaloa, el 12 de diciembre de 1906, siendo hijo de la connotada escritora y poetisa revolucionaria Cecilia Zadí.foto1.jpeg

En 1922, Félix Díaz participó en la campaña dirigida por el general Camargo contra el general Francisco Munguía; posteriormente se sumó a las fuerzas que comandaba el general José Gonzalo Escobar, salvándole la vida durante la batalla de Palo Verde, Jalisco (1925) al enfrentarse a los delahuertistas.

Félix Díaz egresó del Colegio Militar como teniente y alumno destacado. Se graduó como piloto aviador en la Escuela Militar de Aplicación Aeronáutica y en 1931 dejó el Ejército e inició su vida política con los que fueron sus compañeros  de lucha social: Félix Palavicini, Jacinto B. Treviño, Javier Rojo Gómez, Cándido Aguilar, Carrillo Flores, Corona del Rosal, Lombardo Toledano, Raúl Madero González e Ignacio Beteta.

Al iniciar su trayectoria política estudió Ingeniería Civil en la Universidad Obrera Gabino Barreda, especializándose como Ingeniero Topógrafo. Fue nombrado jefe de la Brigada Roja de Ingenieros por el presidente Lázaro Cárdenas, durante la Reforma Agraria, en 1937.

Como diputado federal presidió la Comisión Nacional Anti Nazifacista, creada por el Congreso de la Unión en 1942. Fundó, organizó y presidió el Comité Nacional Anti Sinarquista y estableció la relación entre la lucha internacional contra el fascismo y la lucha interna contra el sinarquismo y los últimos reductos de grupos afines, enemigos de la Revolución Mexicana.

Se recuerda el debate en el Congreso donde, desde la más alta tribuna de la nación, Felix Díaz calificó a la Unión Nacional Sinarquista como la quinta columna en México, logrando su apoyo para crear el Comité Nacional Anti Sinarquista, en defensa de la democracia.

Dictó una iniciativa que causó controversia, al aprobarse como la primera ley que se promulgó en el mundo para proteger a los perseguidos de la Segunda Guerra Mundial y dio refugio en México a intelectuales de alta prosapia. Como diputado, apoyó a los Niños de Morelia, desprotegidos al perderse el tesoro de El Vita; señalando a Indalecio Prieto como responsable.

Fue presidente de los editorialistas de la Asociación Nacional de Periodistas, siendo articulista del periódico EL UNIVERSAL e historiador de la Revolución Mexicana. Empeñó su vida en contribuir para hacer de este país un México visionario, libre, justo e incluyente, defendió la democracia, sus valores y principios con las armas, la pluma y su convicción.

foto2.jpeg

Félix Díaz heredó un basto legado ideológico y literario. Entre sus múltiples obras podemos mencionar: Dinámica Socialista y Génesis de la Revolución Mexicana.  Afortunadamente, su convicción sigue viva. Somos mayoría quienes pensamos que los seres humanos están por encima de los intereses; los recursos naturales, por encima de la industria; el país, sobre la globalización; la austeridad, por encima de la corrupción y la democracia sobre cualquier otro interés.

Al igual que Alfredo Félix Díaz Escobar tenemos el espíritu renovado para construir un país solidario, justo y próspero, en donde todas y todos tengamos un lugar por el hecho de haber nacido bajo el cielo mexicano y caminar, con zapatos o sin ellos, en esta tierra generosa que se resiste a ser despojada de lo que legítimamente le pertenece. 
 

Activista social. @Lara Paola1

Let's block ads! (Why?)